Experiencias en Ferrara. Taller: "pratiche urbane in spazi altri"

Posted: 04 octubre 2010 | Publicado por Iñigo Areche Sanz | Tags: , ,

Este taller, dirigido por la asociación italiana Rigeneraczione Urbana y con la participación  y supervisión  de Ecosistema Urbano, Art Kitchen y Osservatorio Nomade; estaba dirigido a jóvenes entre 18 y 30 años y tenía como objetivo el análisis de cinco zonas de la ciudad de Ferrara que sufrían de abandono o depresión.  Tras dicho análisis, los grupos debían concentrarse en una única zona, la cual tendrían que revitalizar aunque solo fuese durante un domingo, dando a conocer su potencial, o simplemente, alzando una protesta por su deterioro.
Estas son algunas propuestas:

Darsena:

Ferrara está situada al comienzo del delta del río Po y uno de los ramales de este rodea el centro histórico por el sur, separándolo de buena parte de las posteriores ampliaciones urbanísticas, pero sin embargo, el canal  supone una barrera apenas salvable mediante puentes diseñados para tráfico rodado. La actuación de este grupo se centró en la Darsena, un pequeño puerto fluvial deportivo que pese a sus prestaciones, hoy queda en practico abandono por su mala comunicación y la privatización de las instalaciones que apenas si disfrutan unos pocos privilegiados (lanchas de recreo y un club de remo), además de la existencia de un barco varado que han reformado en pizzería.

La propuesta intentó crear una imagen fuertemente simbólica y atractiva, que llamase la atención de los vecinos y los medios de comunicación. El proceso consistía en lanzar un importante número de casetas de poliespan sobre el alga que había crecido en el puerto por la falta de uso y que suponía casi un manto verde de césped, acompañadas de globos, que mecidos por el viento, aportaban dinamismo y cierto carácter ascendente. Pero tal vez, lo más importante era que la composición la hacían los propios visitantes del parque, que en su enorme mayoría agradecían la iniciativa y se prestaban a formar parte de ella arrojando algún elemento al agua.

Remarcar también, que todos los elementos quedaban atados con hilo transparente de pesca y fueron retirados tras la actuación.


Piazzetta Castellina:

 

A escasos minutos andando del centro histórico y junto a la estación de tren, encontramos esta plaza conformada por bloques de viviendas. Su único uso es el de parking, con testimoniales plantas que no llegan a conformar una zona verde y el tráfico de personas se reduce a ocasionales vecinos y algún usuario de la estación. Pero seguramente es por la noche cuando es menos recomendable encontrarse ahí, pues es la zona predilecta de la prostitución, lo que hace muy difícil habitarla.

 

El grupo encargado de esta plaza, quiso cambiar esto mediante la potencialización de la comunidad vecinal. Llamaron puerta por puerta a todos los vecinos para preguntar si podían suspender cuerdas de tender desde sus balcones y que el domingo les facilitasen ropa, o simplemente colgasen la suya en la ventana. Además lograron convencer a las tiendas cercanas para que les regalasen la comida que no pudieron vender el sábado, para después darla a los vecinos como recompensa a su colaboración. Con ello buscaban crear una comunidad parecida a las corralas madrileñas, cambiando el usuario de este espacio público y por lo tanto, favoreciendo la aparición de mayor número de comercio local en un futuro.

 

El resultado es esta maraña de cuerdas con ropa tendida y un puesto de comida por el que pasaron gran número de vecinos, curiosos y unos simpáticos policías advertidos de la situación por un descontento residente.

 



Via Gobetti:

 

En pleno centro histórico, solo separada por un acceso cubierto de la plaza de la catedral, esta calle sufre un total abandono por causa de unos quejosos vecinos. La calle se había convertido en punto de reunión nocturno de jóvenes estudiantes en torno a un local de moda, sin embargo, la constante presión vecinal terminó por clausurar el bar... y el césped, y los bancos, y todo aquello que pudiese suponer una mínima oportunidad de estancia. 

 

Por ello, los encargados de la instalación dispusieron un espacio de relax, perfecto para ferrareses o turistas cansados, puesto que la calle residencial podría disfrutar de otros usos sin que estos choquen con los intereses de descanso de los resientes. Una serie de pancartas gigante te atraían desde la plaza de la catedral hasta la actuación, en las que se podían leer frases memorables en diferentes caligrafías. Una vez en la calle Gobetti, encontrabas un panel en el que plasmar tu propuesta de "plaza", o simplemente, qué te apetecía hacer en ella; también veíamos a uno de los integrantes del grupo disfrutar de su siesta en el césped rodeado de suaves telas y una sala de lectura e intercambio de libros.

 

Rivana:

 

A las afueras de la ciudad, rodeada por una autopista y el tren, esta zona es la típica campa multifuncion que bien acoge la instalación de un circo, o la de una romería, es el lugar multiusos por excelencia de la ciudad, pero con una ocupación muy intermitente. Cerca existe un centro para la tercera edad y un conjunto de huertos urbanos bien administrados y mantenidos por los usuarios.

 

Los encargados de dicha zona se dispusieron a tomar toda la explanada y convertirla en un campo de juegos para la vecindad, la cual acudió sorprendida y con ganas de participar. Pese a ser la zona más alejada del turístico centro, terminó por congregar a un importante número de residentes del barrio con ganas de participar en un proyecto dedicado a ellos, tuviesen los años que tuviesen.


Medios de comunicacón:

Las actuaciones pese a disfrutar de un desigual número de visitantes, si pudieron aparecer en la prensa local y así darse a conocer. Ejemplo.