Escuela municipal de música en Murcia

Posted: 06 abril 2011 | Publicado por Montse Garcés | Tags: ,


En el pasado mes de marzo tuvo lugar la inauguración de la rehabilitación del Colegio Público Río Segura de Archena, para cambiar su actividad con una nueva imagen transformándose tanto en uso como en aspecto en una Escuela Municipal de música en Murcia, bajo las manos e ideas de los jóvenes arquitectos Alberto Gil Torrano y María José Guillén Guillén, que ya desde un principio se enfrentaban de ante mano a dificultades técnicas en las que las imperfecciones de estado de la antigua edificación dieron bastante problemática, así mismo otra de las condicionante era la fuerte carga sentimental que poseía dicho edificio para el pueblo, que se resolverá con una estrategia constructiva sutil.


El nuevo edificio se presenta como un juego de materiales, transparencias y opacidades en los nuevos volúmenes dejando la idea bastante clara, integrándose con la arquitectura colindante. Una composición de cajas que permite marcar claramente la descripción tanto en el exterior como en el uso interior del mismo. De esta manera ha sido bastante fácil incorporar a la nueva imagen, un cerramiento realizado mediante una chapa perforada a modo de piel exterior que permite proteger del sol las instalaciones interiores, y a su vez poder resolver una de las dificultades iniciales; es esa carga sentimental que se alojaba en el pueblo, de esta forma se deja entrever tras la chapa la fachada original del colegio, devolviendo a los niños un recuerdo de infancia.

El gran cambio principal llega con la introducción de un nuevo elemento, que los mismos creadores del proyecto denominan como “Caja de luz”, en la que han querido abstraer el sentimiento musical, estando configurada por el vestíbulo del edificio en el que aparecen dos piezas escultóricas (una de ellas, siendo un elemento fundamental de comunicación vertical), favoreciendo que el espacio se viva con gran dinamismo.






Al aspecto exterior de este nuevo volumen de acceso, se le han generado horadaciones en la cara externa mediante unas geometrías por unos artistas que ya hemos mencionado en alguna otra ocasión en este blog, ellos son Boamistura un joven grupo de graffiteros, donde esta vez han querido interpretar los ornamentos de los instrumentos musicales, haciendo que la gran “Caja de luz” blanca quede impregnada por la música.

 Detalle de fachada