La parte de atrás

Posted: 19 enero 2011 | Publicado por Miguel Zapatero | Tags: ,

Parte de atrás de unas viviendas en la ciudad de Bolu Turquía

En las cosas, es aquella a la que no solemos prestar mucho nuestra atención. Es ese pequeño o gran pedazo, con que gracias a él, podemos disfrutar de la parte que nos importa, la de delante.

Suele ser la de mayor simpleza del objeto, debido al aspecto puramente funcional que desempeña, tiene belleza y sencillez por sí sola. Es un fiel reflejo de que en su proceso creativo se ha guardado una gran claridad de ideas y por tanto guarda un aspecto depurado. Si por cualquier caso, al diseñarla, nos paramos demasiado a pensar en la parte de detrás, corremos el riesgo de caer en el "over design". Si le diéramos demasiada importancia podríamos convertirla en otra parte más de delante. Debido a su naturaleza no nos debería emocionar.

Al igual que sucede con la arquitectura más funcional; si bien pueden tener mayores grados de belleza debido a su delicada simplificación, esta parte trasera no nos suele provocar grandes emociones debido a su aspecto frío y distante. Solo llamará nuestra atención si estuviéramos vinculados con el proceso creativo, familiarizados con él campo al que pertenece o sorprendidos por su mimetismo o historia.

En los espacios urbanos una parte trasera suele tener una mayor exposición al tiempo que la parte frontal. Debido a que solemos prestar mayor atención, cuidado y limpieza y calidades materiales a la parte principal. El mismo paso del tiempo afecta mucho más a la parte posterior que a la anterior. Esto hace, que realmente en esas partes de atrás de la que están plagadas las ciudades, sea en donde podamos apreciar más las distintas marcas del pasado y tener una mayor apreciación del tiempo sobre el objeto y de lo que es el significado del concepto de Zeitgeist.