PS-Entrevistas: Miguel de Guzmán

Posted: 23 diciembre 2010 | Publicado por Gonzalo Martín | Tags:

© Miguel de Guzmán

No nos ha tocado la Lotería, pero en cambio estrenamos sección. Se trata de PS-Entrevistas, un espacio donde conversaremos con distintos profesionales relacionados con el mundo de la Arquitectura. Y comenzamos con una entrevista a Miguel de Guzmán (Rio de Janeiro, 1972) arquitecto y fotógrafo especializado en Arquitectura que quizás conozcáis por su estupenda web imagensubliminal donde desde 2008 difunde su trabajo o bien por leer su nombre en los títulos de crédito en numerosos libros, revistas y diarios de ámbito nacional e internacional.


© Miguel de GuzmánPS: Comenzamos la entrevista echando la vista atrás, ¿cómo comenzaste en el mundo de la fotografía, cómo fueron tus inicios como fotógrafo? ¿Te enseñó algún profesional o aprendiste por cuenta propia?

M: Comencé con la fotografía de Arquitectura estando aún en la ETSAM, casi al principio de la carrera, al principio fotografiando maquetas de estudiantes y alguna obra hasta que comenzaron a llamarme de estudios en los que algún compañero colaboraba para fotografiar sus proyectos. Poco a poco fui profesionalizándome y dedicando cada vez más tiempo a la fotografía. Aprendí técnica con libros, fijándome en los trabajos de otros profesionales y realizando algún curso o talleres, y sobre todo, con mucha prueba y error...


PS: En estos tiempos en que la técnica y los instrumentos para fotografiar han evolucionado tanto, ¿cuál es tu forma de trabajar? ¿Qué equipo utilizas para fotografiar? ¿Procesas después tus fotografías o eres más purista, tocando temas tan sólo de luz o color?

© Miguel de Guzmán
M: Trabajé de manera profesional con cámara técnica (la cámara de fuelle y placas 10x12 cm) durante unos años, en los que era prácticamente obligatorio utilizar ese sistema para la fotografía de Arquitectura. Ahora llevo ya unos 6 años trabajando en digital con cámaras reflex y objetivos descentrables. Con este equipo considero que he ganado en flexibilidad y agilidad, sin perder la técnica que aprendí con el gran formato.

Considero el post-proceso una parte fundamental del trabajo, en el campo fotografía en formato RAW con lo que todo el procesamiento de color y ajuste de tonos queda para el estudio, donde se puede tratar con mayor precisión y control.

Lo habitual respecto al retoque suele ser eliminar elementos ajenos al edificio que estaban a hacer las fotos y que desvirtúan la obra: grúas, farolas, pintadas, etc. Por lo tanto es bastante ligero ya que no se trabaja modificando la obra sino limpiando un poco cuando es necesario.

No me considero purista, creo que tanto en la toma como en el post-proceso se puede forzar la imagen con el objetivo de representar mejor las ideas y trabajo del arquitecto.

PS: De forma más personal, ¿prefieres captar un edificio pensando estrictamente en lo arquitectónico, en el espacio, sin que aparezcan personas, o prefieres que se llene de actividad? En este sentido, ¿qué ciudad o paisaje destacarías especialmente para fotografiar?

M: Me gusta mucho trabajar con la fotografía de arquitectura de una forma narrativa para intentar explicar los procesos humanos que se se dan en los edificios. Por ello me interesan mucho los edificios en uso, e incluso trabajar con simulacros de uso, crear escenas con actores que ayuden a comprender y transmitir la actividad que genera la arquitectura. En este sentido, a parte de Madrid (la ciudad que más he fotografiado), me interesan mucho ciudades como Berlín, en las que hay una intensa interveción en el espacio urbano por parte de los ciudadanos.

© Miguel de Guzmán

PS: Como fotógrafo especializado en fotografía de arquitectura, ¿cuál es tu fotógrafo favorito (de arquitectura o no: costumbrista, de moda, reportero gráfico...)?

M: Me interesa mucho el trabajo de fotógrafos como William Klein, Gregory Crewdson, Hiroshi Sugimoto, Jordi Bernadó y por supuesto sigo el trabajo de los demás fotógrafos de Arquitectura. Me interesan las visiones de espacio urbano y los fotógrafos que trabajan con escenificaciones o recrean escenas, que trabajan con la irrealidad o con conceptos de naturaleza y artificialidad.

© Miguel de Guzmán

PS: ¿Qué obra construida o ya desaparecida te gustaría fotografiar (si no lo has hecho ya)? ¿Algún arquitecto que te inspire de algún modo?

M: Me gustaría mucho tener ocasión de fotografiar obras de las nuevas generaciones de arquitectos que trabajan en América Latina o en Asia, creo que hay propuestas muy interesantes de escala pequeña o mediana que no tienen suficiente repercusión en el panorama internacional. Me interesan mucho los trabajos que generan procesos sociales no convencionales.

© Miguel de Guzmán

PS: La web imagensubliminal nos parece es un espacio fantástico donde descubrir obras y estudios nuevos, un lugar para conocer qué arquitectura se está haciendo en este momento. ¿Cómo decidiste volcar tu trabajo en Internet, por qué una plataforma como ésta?

M: La web surge casi como obligación para poder distribuir y dar a conocer mi trabajo, su función inicial era la de servir de banco de imágenes para el mundo editorial. Con el tiempo y dado que es visitada por un público muy amplio, fue organizándose para difundir de manera general los proyectos que fotografío, incluyendo información sobre las obras así como los estudios clientes. En un futuro espero desarrollar más aun la parte colaborativa, ya sea con blogs, revistas online y redes sociales.

© Miguel de Guzmán


PS: En la actualidad donde el poder de la información (radio, prensa, televisión e Internet) tiene tanto peso, ¿por qué crees importante fotografiar arquitectura?

M: La fotografía sigue siendo la manera más directa de conocer las obras arquitectónicas, aunque el video cada vez tiene más presencia,sobre todo en internet, la fotografía tiene la ventaja de que el observador decide el ritmo y tiempo dedicado a las imágenes. Cada vez más veremos documentos que fusionarán video e imagen estática en la información de Arquitectura.

© Miguel de Guzmán
PS: En una entrevista al también fotógrafo de arquitectura Javier Azurmendi dijo que un fotógrafo de arquitectura no es un artista porque lo que hace es estudiar un edificio y lo que el arquitecto nos quiere contar con él, siendo la intención del fotógrafo sólo la de plasmar la obra creativa de éste en una imagen. Bajo tu punto de vista, ¿debe ser el fin del fotógrafo de arquitectura entender y reflejar la obra desde esta postura o se corre el riesgo de dejarse llevar por la apreciación que pueda sentir un espectador ajeno a la obra?

M: Estoy de acuerdo con Javier Azurmendi, el trabajo del fotógrafo de arquitectura va unido al del arquitecto, el objetivo es desarrollar y transmitir las intenciones del proyecto; pero esto no elimina la parte creativa del fotógrafo, que deberá aportar la visión personal.

PS: Hablamos anteriormente en proyectosinergias del documental El último truco de Emilio Ruiz que dedicó su vida a la creación de escenografías con la intención de obtener imágenes para el cine. En este sentido, una vez oí también decir a un arquitecto que cada vez se hace peor arquitectura y mejor fotografía de arquitectura. ¿Crees que el engaño está ahora más presente que nunca en la arquitectura debido a la importancia de la imagen (fotomontajes, retoques, 3d...)? ¿Compartes que en ocasiones las fotografías que publican algunos medios destacan cualidades de los edificios que después en la realidad no son percibidas así?

M: La idea de “engaño” creo que es incorrecta. La representación de la arquitectura siempre ha tenido, como cualquier representación, un componente imaginario o de manipulación, es inherente al proceso de transmitir un lenguaje (por ejemplo la arquitectura) a través de las técnicas de otro (la fotografía). La objetividad total es imposible, siempre hay un margen en el que la interpretación juega un papel considerable. Esto ha sido así siempre, no creo que ahora esté mas presente, lo que sucede es que tenemos mucha mas cantidad de información disponible que hace unos años, pero al mismo tiempo tambien tenemos una capacidad de viajar y visitar edificios. No creo que las infografías de ahora sean mas engañosas que las acuarelas del siglo pasado...

© Miguel de Guzmán

PS: El cine, en tan estrecha relación con la arquitectura y la fotografía, nos parece un método de aprendizaje de lo más inspirador. ¿Alguna película que, por su fotografía o su montaje, te parezca especialmente acertada? ¿Algún director cuyo trabajo te atraiga en particular?

M: El cine me interesa muchísimo en relación con mi trabajo: no solo supone una representación de la realidad sino que creo que tambien la modifica al proporcionarnos instrumentos estéticos y narrativos que hacen que cambien nuestra forma de ver las cosas, es una manera muy potente de ampliar el imaginario colectivo. Esto no se puede dejar de lado a la hora de trabajar en fotografía puesto que la interacción de los dos lenguajes es muy grande. Me interesa personalmente mucho el cine de ciencia-ficción porque parece que existe una mayor libertad creativa en lo referente a la estética visual, en las buenas películas siempre se plantea la representación de un mundo imaginario y esto requiere una visión no convencional a la hora de describirlo.

© Miguel de Guzmán

Desde proyectosinergias agradecemos a Miguel de Guzmán dedicarnos un poco de su tiempo para charlar con nosotros. Pronto volveremos con más entrevistas.

Miguel de Guzmán ha sido profesor en el departamento de ideación gráfica del C.E.U. de Arquitectura de Madrid. Como Arquitecto ha recibido el premio Dionisio Hernández Gil por la Casa Sacerdotal Diocesana de Plasencia (obra realizada junto con Andrés Jaque y Enrique Krahe), y finalista en la Bienal de Arquitectura Española 2005. Como fotógrafo ha sido finalista en los premios Diario ABC 2000, Diario El Mundo 2001, Purificación García 2003, y participado en exposiciones individuales y colectivas (Galería Vírgenes, Sevilla 2000, PhotoEspaña 2006).

Las imágenes de los edificios publicadas en el artículo pertenecen a (por orden de aparición): Teatro de Zafra de E. Krahe (2009), Edificio de Viviendas en Carabanchel de Dosmasuno (2008), Rolling House Barcelona de A. Jaque (2008), Plaza Dali en Madrid de F. Mangado (2008), Palacio de Congresos y Exposiciones de Huesca de R. Beneytez (2009), Casa Rota en Madrid de M. Ocaña (2006), Umbráculo y jardin para juegos infantiles en Madrid de Navadijos Tarsoly (2008), Palacio de Congresos de Ávila de F. Mangado (2009) y Centro de Salud en San Martin de Valdeiglesias de U. Urzáiz y C. Pérez Pla (2007).