Lámpara Linier

Posted: 20 mayo 2010 | Publicado por Montse Garcés | Tags:

Imagen: Estiluz

La historia del diseño demuestra que los objetos más sencillos perduran en el tiempo, ajenos a modas y tendencias. Así surge la nueva lámpara en suspensión de Estiluz, una luminaria cuya originalidad reside en sus trazos sobrios y rotundos. Estiluz ha escogido al estudio de diseño guimeràicinca para concebir la nueva lámpara Linier, que añade un toque de distinción a su catálogo. Su diseño radica en la búsqueda de conceptos sencillos envueltos en materiales vanguardistas.

Una lámpara de forma rectangular con bordes redondeados que destaca por su diseño sencillo y fuerte personalidad. La pantalla está realizada en espuma rígida de poliuretano y cuenta con un difusor de metacrilato en la parte inferior.Estéticamente uno de los rasgos más destacables es la unión entre el cable y la lámpara. Los diseñadores quisieron enfatizar este detalle convirtiéndolo en el sello de identidad de la luminaria, “como si alguien hubiera tirado de la lámpara hasta generar el hilo eléctrico produciendo una deformación en el cuerpo de la misma”. Este detalle tiene una clara funcionalidad que resuelve el problema de la salida de cable ya que el usuario puede colocar el florón donde desee, al margen de la ubicación de la lámpara.. Este peculiar diseño nos lo podemos encontrar con acabado en rojo, blanco brillante y negro goma.

+Detalles de producto

El estudio guimeràicinca, formado por Oriol Guimerà (Barcelona 1972) y Joan Cinca (Barcelona 1974), nace en 2004. Oriol, diseñador de producto y Joan, que empezó su trayectoria profesional en el mundo de la automoción y el diseño, comenzaron una estrecha colaboración que les ha permitido trabajar para empresas como Estiluz, Santa&Cole, Grupo Kettal, Simon Lighting, Mago Urban, Cata, Fugar, Sunred, Arlex o Rafemar.

Algunos de sus objetos han sido premiados o seleccionados por AdiFad, el Centro Pompidou de París, el Museo del Diseño de Barcelona, la Sociedad Tecnológica del Automóvil, Offjetos o 300% Pure Spanish Design en la Exposición Universal de Japón. Ahora han creado su propia firma, guimeràicinca, que les define como lo que son: dos diseñadores que se complementan el uno al otro con resultados efectivos a base de contención formal, pero con detalles extremos que provocan en el usuario una segunda lectura de sus objetos.