Confusión en Vallecas

Posted: 01 diciembre 2009 | Publicado por Montse Garcés | Tags: ,

"Por la ignorancia nos equivocamos, y por la equivocaciones aprendemos".

Bajo este proverbio Italiano, quiero disculparme por mi post 20 Garden dwellings in Vallecas, donde anunciaba un gran proyecto que quedaba "fulminado y reducido" en parte, por culpa de cierto factores. Los arquitectos se han querido poner en contacto con nosotros (apreciamos el interés mostrado por defender lo que les pertenece) para aclarar ciertos puntos que al parecer la constructora no nos explicó correctamente en su día. Por tanto, creo que no hay personas mejor indicadas para defender los principios del proyecto que ellos mismos y he creído conveniente poner directamente ese lado que no se ha mostrado de la situación, y que ellos nos aclaran.

Arquitectos_ selgascano:

"Ya antes de comenzar y durante la obra, en varias ocasiones, nos solicitaron en la EMV eliminar la malla y las plantas del proyecto a lo que por supuesto nos negamos y nos negaremos siempre ya que las viviendas no tienen ningún sentido sin ello; es más, planteamos que para eliminar esa parte, que es el todo en el proyecto, era mejor no comenzar. Pero se comenzaron. Y al contrario a lo que te han hecho entender, nuestro control económico ha sido siempre y es preciso y constante, y las viviendas son perfectamente realizables con el dinero presupuestado.

Hace unos cuatro meses, después de tener paradas una serie de certificaciones a la constructora por la pésima ejecución de varias partidas, nos llegó una carta de rescisión unilateral de contrato por parte de la EMV alegando falta de definición en un proyecto revisado y aprobado por ellos previamente. Nosotros en respuesta a la carta de la EMV les dijimos que no estábamos de acuerdo con su decisión, que seguimos siendo los directores de la obra a todos los efectos, y que si intentan alterar en cualquier punto el proyecto, pasando por encima nuestro, tendremos que utilizar nuestros derechos como propiedad intelectual y paralizar cualquier actuación sobre la obra que no se atenga al proyecto aprobado por ellos y firmado por nosotros. El proyecto tiene todas las licencias necesarias y cumple todas las normativas posibles. El vidrio no hay que cambiarlo por ningún motivo porque cumple a la perfección con el CTE y con el aislamiento requerido (y evidentemente no hay ninguno de 6 metros). El único interés posible en cambiar el proyecto es el económico por parte de la constructora. Y extrañamente a nosotros nos echan y, en cambio, la empresa constructora sigue. ¿Incomprensible?.

Resumiendo: la EMV debió suponer que, como los arquitectos somos todos unos peleles, nos echaban sin problemas, apañaban el proyecto con un modificado de la constructora, esta se quedaba muy contenta, y a los vecinos, que también son fácilmente manejables, les largaban a otra promoción similar ya terminada. Pero en cambio ha ocurrido que, los arquitectos no nos dejamos apisonar y estamos en manos de un abogado por si intentan alterar en lo más mínimo el proyecto, y los vecinos, increíblemente, les han dicho que tururú que no quieren otras viviendas sino estas y que las quieren tal y como era el proyecto: con malla, plantas y vidrio."


No me puedo resistir a dar las gracias por la justificación dada por estos arquitectos, dónde se ha visto un claro interés, tanto por defender sus ideales, como de preocuparse por lo que no se pudiera entender.


Estrategias bioclimáticas:




Imágenes aportadas por el estudio selgascano