Algunos no “pudieron” venir a la mani

Posted: 24 octubre 2009 | Publicado por Miguel Zapatero | Tags: , ,

La manifestación pasó, algunos fuimos y otros no “pudieron”. En total dice el diario El País que unas 5.000 personas que sí que dieron bastante guerra. No sé lo que dicen otros diarios ya que no encontré mas información por la red (quede claro que es noticia de poco interés).

Mirando mí carnet de precolegiado del COAM, mi número es el 91.782 y ya hace un par de añitos que me colegié. El vaso se puede ver medio lleno 5000 participantes (la mitad suponemos que médicos), o se puede ver medio vacío 91782-5000=86782 ausentes.

En el colegio y en la fundación se suspendieron las actividades a las 12:00 de la mañana. En las escuelas… ¿qué se puede esperar si ni siquiera paran las clases de las facultades, y los profesores en vez de invitarnos a participar te invitan a suspender su asignatura?

La verdad es que apenas vi caras conocidas en la manifestación. Algunos dicen que manifestándonos no vamos a conseguir nada, y llevan toda la razón del mundo. Pero yo al menos dejo mi conciencia tranquila de que hago todo lo que pueda estar en mis manos aunque estuviera más cómodo en el sillón de mi casa.

Hay quienes se sienten más relajados yendo a clase o trabajando. Piensan que es la manera de ganarse el pan. Me resulta dantesco que piensen que un par de horas de trabajo hoy es más importante que 4º y 5º de arquitectura o que los dos años de máster equivalentes.

Quizás es que están mucho más cómodos en el sillón de casa.

Algunos arquitectos, ya titulados, se despreocupan al pensar que solo atañe a la educación. También es verdad, pero como es verdad que afecta a la educación que ellos han recibido y a su rango profesional. Yo no me manifiesto por lo que quiero ser, me manifiesto por lo que sé que soy y es mi derecho tener.

Mi conclusión es que tenemos lo que nos merecemos. Es como la nueva tasa de basuras de la alcaldía de Madrid u otras muchas subidas de impuestos. Que todos nos quejamos y nadie lo queremos pero que ninguno nos movilizamos.

Con este texto no tengo intención de señalar a nadie sino todo lo contrario, simplemente me avergüenzo de lo que soy: título de grado arquitecto (con letra minúscula).