Conclusiones veraniegas en Igualada

Posted: 18 agosto 2009 | Publicado por Miguel Zapatero | Tags: ,

El veranito avanza, y aunque este año toca más meterle caña al proyecto para entregar en octubre y no tener que pagar la matrícula del año que viene, siempre queda tiempo para hacer alguna pequeña escapadita “siempre ojo arquitectónico”.

Pues bien el otro día estuve en el cementerio de Igualada de Enric Miralles. Saque muchas conclusiones a las que no pude llegar antes a través de los planos (ni que decir tiene que me cuesta un poco leerlos aunque este arquitecto sea una de mis grandes referencias). La verdad es que es todo mucho más lógico de lo que parece.


Una de las primeras evidencias, es cómo el proyecto, situado en la pendiente de un monte, se resuelve con muros de contención que son también los propios nichos del cementerio.

Nada en el proyecto parece tener ninguna forma caprichosa si lo analizamos, cada elemento toma la forma lógica (nunca ortogonal) que le determina las necesidades básicas del proyecto, solucionando los problemas de la manera más básica que en este caso no son nunca ángulos rectos. Si nos fijamos en la pieza estándar de muro por ejemplo, podemos ver como gira en su parte superior buscando crear sombras a los usuarios en las horas más duras del día. A su vez la fuerte pendiente del suelo hacia el interior, hace que nos integremos en su espacio, nos recoge y ayuda a la recogida de aguas.


El proyecto está lleno de detalles, como que al acabar los propios muros de contención debido a que la pendiente se hace inapreciable, deja huecos ocultos extendiendo el muro, donde los empleados pueden dejar sus herramientas.


Resulta curioso también, que en la parte superior del monte, existe una fase cubierta del proyecto, que aparentemente nunca se acabó. Según he podido ver en el croquis dice que sería el depósito y sacristía. (Es gracioso que de eso no ponen ni una fotillo ni plano)


Por cierto Iñigo, creo que a tu vuelta de vacaciones te voy a comprar otro croquis ya que a este le estoy cogiendo cariño y me lo quiero quedar yo…