Cómo funciona una escalera de caracol

Posted: 22 abril 2009 | Publicado por Miguel Zapatero | Tags: , , , ,

En Turquía en edificios de bloques de viviendas o incluso en algunos edificios públicos podemos encontrar frecuentemente escaleras de caracol. Incluso en edificios de nueva planta, muchas de las escaleras principales recurren a esta solución el la que su principal atractivo es la optimización de espacio.

En multitud de países la normativa no permite su construcción. Ahora creo que tienen algunas ventajas que he descubierto últimamente, y desde este artículo voy a tratar de defenderlas, describiendo sus cualidades de las que nunca me había fijado hasta que llegue aquí y nos ayudaran a entender su funcionamiento.

En mi educación como arquitecto desde España me habían enseñado que poner una escalera así en un edificio público era prácticamente una amenaza. Pero, tras dos años por aquí, no he visto ningún accidente, ni he oído de “casi” ningún accidente (el único accidente que conozco es de una chica francesa que se resbaló mientas bajaba quemándose con el té que llevaba en la otra mano). Quizás acompañe el hecho de que la gente está ya acostumbrada y son expertos en este tipo de escaleras…

El plano pertenece a unas escaleras del hall principal de un centro comercial en el que estamos trabajando desde el estudio. La zona verde son tramos rectos (con ello podremos comparar).




Mis observaciones son las siguientes:

  1. Después de subir y bajar unas cuantas escaleras por aquí, me he dado cuenta de que la gente baja siempre por la parte ancha (línea azul) y, si al subir por la parte ancha encuentra a una persona que baja (círculo negro), es la persona que sube la que pasa por la zona mestrecha.
  2. Esto de debe a que cuando pisamos la huella del peldaño y vamos subiendo aseguramos la pisada empujando al pie hasta tocar la tabica (el mejor ejemplo de ellos son las personas mayores). Por el contrario cuando bajamos una escalera, solemos encontrarnos más inseguros porque no encontramos una referencia clara de que nuestra pisada es la adecuada. Este es el factor por el que ocurren el mayor número de accidentes en las escaleras y esta es la razón por la que escaleras sin tabica son mucho más peligrosas que las que sí llevan.
  3. También me di cuenta, aunque esto por el contrario no es una norma que siempre se cumpla, es que las escaleras mas cómodas son las que suben en el sentido de las agujas del reloj. Ya que la mayoría de la población es diestra, al subir por dentro pueden agarrar la barandilla con su mano mas hábil.

Pero la razón por la que quiero defender este tipo de escaleras es la siguiente:
  1. En la escuela a todos nos han ensenado la siguiente proporción geométrica 62≤2T+H≤64, por la que todas las escaleras resultan cómodas para prácticamente todo el mundo. Todos podemos ver sin pensarlo mucho, que como pasaba con el modulor de Le Corbusier, estas proporciones no pueden ajustarse a todas las personas ya que cada cual tiene unas distintas condiciones físicas. Me he dado cuenta así, de que gracias a una buena escalera de caracol, cada uno podemos encontrar nuestra proporción más adecuada como usuarios. El hecho de que la huella de los escalones tenga forma triangular, hace que cada punto de la escalera tenga una distancia entre tabicas distinta. Así cada usuario busca una distancia al centro de la circunferencia que le es más cómoda para sus proporciones corporales o su condición física. Por lo general nunca empezamos a subir con el mismo radio respecto al centro que con el que terminamos (que sería nuestro radio más cómodo).