La Mezquita blanca de Sherefundins, Bosnia Herzegovina 1980

Posted: 17 febrero 2009 | Publicado por Miguel Zapatero | Tags: ,

Que mejor manera de introduciros al premio Aga Khan (del mundo islámico) que hablando de una de las mezquitas que ha sido galardonada. Es obra del arquitecto Zlatko Ugljen. Y lógicamente se construyo por las fechas en la antigua Yugoslavia.

El edificio se encuentra en el centro de la ciudad de Visoko. La ciudad surgió en la edad media debido a una ruta comercial que pasaba por el valle. Su mayoría de población musulmana es debido a las expediciones otomanas por estas tierras (1463-1878). La mezquita, aun siendo edificio de nueva planta toma el mismo lugar que una mezquita anterior. Existía la necesidad de dotar de un mayor espacio para el culto debido a la creciente comunidad musulmana. Además incluirá una biblioteca pública integrada que dota de servicios públicos al municipio. El edificio, aun respetando las tradiciones religiosas de las mezquitas Bosnias, extiende el vocabulario arquitectónico de este tipo de templo religioso a las nuevas necesidades del siglo XX.




Fue diseñada en un momento en el que la escena internacional arquitectónica sentía la necesidad de digerir las enseñanzas del movimiento moderno. Es precisamente en este proyecto, un gran ejemplo de donde la modernidad y tradición encuentran su equilibrio lógico. La iluminación y ambiente interior conceptualmente modernas dotan precisamente de una espiritualidad tradicional al edificio así como la frágil combinación de materiales antiguos y nuevos.

Otros factores que debían generan el proyecto es la integración del antiguo cementerio así como la necesidad de recogerse del duro clima de la zona. Encerrándose masivamente sobre si mismo resulte el problema climático. La mezquita consigue ser un hito de referencia ciudadano dominador y representativo gracias a su imponente minarete y a su contraste con las otras edificaciones.



Una mirada a los planos nos habla de cómo el arquitecto intenta escapar de la tradición de la mezquita musulmana, buscando nuevos espacios contemporáneos. Tiene principalmente 5 áreas funcionales diferenciadas: el acceso y primer patio, el espacio de culto, el edificio anexo, el cementerio y los minaretes.
El acceso salva el desnivel gracias a una rampa curva que sirve de progresión hacia la fuente de abluciones. A la vez este patio exterior nos puede servir como una zona exterior de rezo.


El espacio central de la mezquita esta situado en planta baja. Está diseñado para poder acoger el mayor número de fieles, a la vez de intentar ser un espacio flexible para otras posibles actividades como lecturas, reuniones o juntas. El uso de pequeños escalones o plataformas (ver sección) hace posible un buen contacto visual entre los usuarios. La integración entre el patio exterior de acceso y el espacio central de culto se realiza mediante un gran paño de vidrio, así se consiguen unir los dos posibles lugares de rezo dándole una total continuidad espacial.

Un volumen con hall, auditorio y oficinas se separa estética y funcionalmente. Este vuela por encima del acceso a un nivel por encima que el de los usos públicos. El uso más funcional de esta parte del edificio se refleja en forma de pastilla rectangular, creando un contraste lógico con la geometría más simbólica de los espacios centrales.

La iluminación del espacio central de la mezquita, se resuelve con 5 lucernarios estratégicamente colocados en vez de una cúpula central con huecos como es tradicional. Gracias a estos se produce una riqueza interior contrastando con la planta sencilla de la sala. Las 5 ventanas simbolizan los 5 principios del Islam.





Libro Fuente: Architecture in Continuity, Buildings in the Islamic World Today (publicaciones de Aga Khan)