Borusan Center (Gökhan Avcioglu)

Posted: 16 enero 2009 | Publicado por Miguel Zapatero | Tags: , ,


El bosque de Fatih en Estambul fue adaptado por el ayuntamiento con fines recreativos. Ha sido siempre usado por los pocos ciudadanos que tenían el permiso necesario para su uso y disfrute.

Bajo el plan general creado por los arquitectos GAD para el bosque, se requería acoger unos 2000 visitantes. Así se proponen espacios que se puedan alquilar para distintos negocios o empresas que se promocionen, completando una oferta de servicios terciarios para la zona.


Durante el día, normalmente el bosque será usado para distintas actividades deportivas. Por las noches, tendrán cabida conciertos y distintos eventos culturales.

Este edificio que perteneciente a dicho plan, fue diseñado en el año 2001 por el arquitecto Gökhan Avcioğlu. Ocupa una superficie de 286m2 del total de 1169m2 de la propiedad.



La compañía Borusan Automóviles fue la primera que alquiló el local para albergar BMW Expedition center. El edificio está situado en un desnivel del terreno cubierto por pinos centenarios. La posición de los arboles fue no solo el aspecto que dio su forma al edificio sino también su dimensión y escala.

El edificio esta provisto de múltiples rampas que distribuyen las circulaciones apenas sin percepción. Los desniveles exteriores, cambian los bordes creados por los muros cortina y provén de fluidez y dinamismo a una circulación que crea una divertida transición interior-exterior.

Los pinos no solo protegen el edificio de la irradiación de la que hace que sean tan problemáticas las fachadas de vidrio; sino que debido a su posición, hace parecer que el edificio esta ahí desde hace muchos años atrás. El uso del acero cortén, ayuda a crear una relación con la naturaleza y dota al edificio del paso del tiempo.

En el atardecer, la iluminación artificial interior de líneas claras ayuda al dinamismo del edificio y sirve de contrapunto a la verticalidad de los altos pinos que lo rodean.

Creo que no haría falta decir aunque lo digo, que el edificio tiene mucho de nuestro amiguito Koolhaas…