Mi querido libro Vips

Posted: 26 diciembre 2008 | Publicado por Iñigo S. Arrotegui |

Ahora que estamos en fiestas, es tiempo de hacer regalos. Y por supuesto: de recibirlos. Y que mejor que pasarse por el Vips más cercano para encontrar ése regalo tan resultón que conseguirá sacar una sonrisita al familiar más avispado.

El Vips, en su afán de variedad, intenta recopilar volúmenes que resuelvan todos los misterios de la vida. Desde luego, si un alienígena llegara a la Tierra con la intención de conocer los secretos de nuestro planeta, le indicaría cómo llegar al "establecimiento rojo" más cercano (después del shock, claro).

Y sí, nuestra arquitectura está reflejada en ese conocimiento absoluto del segundo estante. Pero claro, el Vips no pretende educar a ingenieros de primer nivel. Sólo busca proporcionar un conocimiento somero a ese transeúnte vagamente interesado en un determinado tema ( o a un alienigena). Y entonces nos encontramos con la respuesta a nuestras plegarias. El regalo perfecto, asequible y que sin duda, entusiasmará a nuestro sobrino arquitorturado.

¡¡El libro Vips!! Que suele ser un Taschen, con muchas fotos y uno o dos microplanos ínfimamente definidos. Esos libros que, si bien en 1º nos hacia gracia recibir de nuestros padres entregados a la causa de querernos, a estas alturas de la vida nos parecen vacíos y estúpidos (para "Muggles").



¿Quién no conserva en su biblioteca primigenia (la de arriba a la derecha) "La gramática de la arquitectura"? Libro gordo donde los haya, con montones de dibujitos de ordenes clásicos que dado su bajo precio, era el obvio regalo de las navidades de nuestro querido "tio Paco".



Aunque eso sí, de vez en cuando se encuentra algún libro bueno regalado (lo único malo, en portugués).