El concepto otomano de Cirugeda > miedo cada mañana

Posted: 31 diciembre 2008 | Publicado por Miguel Zapatero | Tags: , , ,


Aunque con la imagen no hagan falta palabras os explico un poco; tenemos un edificio vivienda unifamiliar semiabandonado (La vivienda no está en uso, mientras que el bajo es una tienda de antigüedades).Tenemos un voladizo típico de la cultura Otomana, éstos suelen girar el ángulo con respecto a la calle para ganar en perspectiva. Podemos también encontrar en Turquía edificios tradicionales donde todas sus fachadas vuelan ganando mucho espacio a la calle. Sorprende sobre todo ver como en algunos casos el recurso se repite en tres o más alturas, creando así una pirámide invertida que gana espacio y dota de intimidad al espacio urbano.



La primera imagen nos explica a la perfección como descargan las fuerzas del voladizo debido al momento que crea en su apoyo. Podemos ver, como el canto insuficiente de la planta superior está totalmente rasgado y ha habido que recurrir a un puntal para evitar su derrumbe. Ya que la calle dónde se encuentra está en pleno centro de Estambul, los que pusieron el puntal pensaron lógicamente que el de la tienda corría el riesgo de que algún coche o persona lo tirara al chocar con la barra. Así, no se les ocurrió otra brillante idea que ponerlo inclinado…

Os preguntareis porque insisto tanto en analizar ésta imagen. La respuesta es sencilla, más que por la vida de ese señor que trabaja abajo, o por los niños que pasan por delante, es porque tengo que pasar junto a su tienda todas las mañanas andando para ir al curro.

Volviendo a la vivienda otomana y el espacio que gana con sus voladizos. Siempre me recordó al recurso que ideó Santiago Cirujeda para su piso de estudiante en Sevilla y que muchos de vosotros ya la conoceréis. Así con un permiso temporal para poner un andamio, ganó un espacio de 4 metros durante varios meses.



Y por último, hablando de andamios, os dejo esta otra imagen sugerente de un andamio en Estambul para la reforma de un edificio en la calle Istiklal. La verdad que aunque la fachada original del inmueble sea completamente de mármol y muy muy bonita… Yo me quedo con la mega estructura de acero de aspecto industrial, para ampliar mi piso 1000 metros como bien hizo nuestro amigo Cirugeda.