Futuribles (experimentación)

Posted: 13 noviembre 2008 | Publicado por Montse Garcés |

Este artículo que cuelgo, simplemente va expuesto con el fin de desarrollar mucho mas la imaginación, y no estancarla, a los materiales de siempre a los que estamos acostumbrados, y a dar rienda suelta a nuestra imaginación, para poder visualizarnos en espacios tan increíbles como lo pueden ser estos, o al menos muy experimentales, y así poder "flotar" mas en el nuevo mundo de los materiales, desconectando tan solo por unos instantes de lo tradicional.
Así que les presento a:
Tomas Saraceno (Argentina/Italia, nacido en 1973, vive en Frankfurt am Main)
Artista y arquitecto, adepto de una utopía realizable, Tomas Saraceno concibe sus proyectos de obras/arquitecturas inflables, modulables, móviles, en las cuales - o con las cuales - el hombre puede experimentar sensaciones poco comunes. Sus conceptos son antes de nada, experimentales. Producen en la imaginación de cada uno visiones utópicas de estructuras de transporte, de vivienda o de otro tipo de actividades.

Algunas de sus obras:

Air-Port-City. 2007
Parte de una investigación a largo plazo sobre las
posibilidades de construir estructuras residenciales
y asentamientos urbanos aéreos que se mantengan
con energías naturales.



Instalación multimedia (2006)
Al interior de la instalación se accede
por una especie de exclusa (derecha).



Así mismo, ha generado otros muchos proyectos de gran interés, como lo es la colocación de una membrana de plástico, que se irá elevando, según se vaya acumulando gente en la parte inferior de la misma, ya que esta alcanzará más altura, según la cantidad de calor humano que se genere.
Esta membrana es más ligera que el aire, incluso llegando a aguantar el peso de 50 personas.



es un soñador... si se cumple su visión, en el futuro habrán ciudades que flotarán en el aire a kilómetros de altura, viviendas que sean autosuficientes, y que no estén en contacto con ningún territorio, por ello ha realizado múltiples estudios de las corrientes de aires mundiales, para poder desplazar estas membranas vivideras de una espacio a otro. Por más que suene como una utopía de una novela de ciencia ficción, Saraceno afirma que su proyecto es factible
...soñar, soñar, soñar...que hay de malo en soñar?, pero que pasa si se hace realidad?...solo esperemos que nuestros sueños se hagan realidad, y ver flotar nuestras ilusiones, y nosotros en ellas.