Tres Bilbainos en Venecia

Posted: 01 septiembre 2008 | Publicado por Iñigo S. Arrotegui | Tags: ,

El estudio bilbaino IMB, compuesto por Eduardo Múgica, Agustín de la Brena y Gloria Iriarte, ha sido seleccionado entre otros 5 estudios de reconocido prestigio para paricipar en la XI Bienal de Venecia.
Éste estudio, que ahora trabaja en el nuevo ayuntamiento de la capital vizcaina, llevará a Venecia sus 3 obras mas representativas: la Biblioteca de la Diputación Foral de Vizcaya, la estación de Amezola y la iglesia que están construyendo en el nuevo barrio de Miribilla.Quizás su edificio mas conocido sea la biblioteca de la Diputacion, ya que se situa justo detrás de esta, en la Gran Via de Bilbao y personalmente, siempre me gustó mucho.

Biblioteca de la Diputación.


Entrevista concedida a el Correo Digital:

-El epígrafe de la bienal es 'De lo construido a la arquitectura sin papel'. ¿Va a pasar a la historia la imagen del arquitecto con sus planos enrollados?

-¡No! El arquitecto de oficio nunca dejará de tener un lápiz en la mano, ni de dibujar sus ideas donde sea.

-¿Cuál es el sitio más raro donde ha dejado plasmada una idea?
-En servilletas de bar. Es algo que hacemos continuamente.


-Ahora en Venecia se van a codear con lo mejor de su gremio. ¿Cómo se ve un estudio de Bilbao entre ellos?

-Nos produce una sensación de satisfacción y respeto fortísima.

-Dicen que hay muchas estrellas. ¿Más que en el festival de cine que se celebra estos días en la ciudad?

-No creo, una película siempre despliega más expectación, aunque sí es verdad que los títulos de crédito de los proyectos son cada vez más largos, casi tanto como los del cine. En todo caso, competir con Brad Pitt está complicado.



Estación de Ametzola



-El actor siempre dice que le encanta la arquitectura. Incluso ha llegado a comentar que quiere dedicarse a ello de forma seria. Más competencia para ustedes.

-Ja, ja, creo que son leyendas, aunque es cierto que es amigo de Frank Gehry, un hombre interesantísimo.

-Estos 'popes' se codean con famosos. ¿Y con estudios como el suyo?

-Hay mucho intercambio. La gente suele ser modesta, de verdad.

Render nuevo Barrio Miribilla





Construcción de la iglesia.



-Pues las relaciones entre colegas parecen tormentosas. Ahí están las monumentales peleas entre arquitectos famosos, como Calatrava e Isozaki.
-Hay de todo. Pero a veces es comprensible que un arquitecto defienda su obra a capa y espada cuando detrás de ella hay un fundamento. Otra cosa es que algunas reivindicaciones sean exageradas, pero siempre esconden un punto de razón.

-Veo que abogan por la equidistancia y la discreción. Y eso que ustedes están haciendo ahora mismo algunas de las obras más importantes de Bilbao.

-Bueno, llevamos muchos años en esto. Para nosotros no ha sido llegar y besar el santo. Lo que pasa es que los proyectos en los que estamos sumergidos ahora, por fortuna, son muy conocidos y notorios. Pero detrás hay mucho esfuerzo, porque estos se consiguen mediante concursos. Y las exigencias cada vez son mayores. Mantenerse en el sector es casi un milagro.

Interior Biblioteca de la Diputacion

-El logro de proyectos importantes, como el nuevo edificio del Ayuntamiento de Bilbao, compensará los malos momentos.

-Tenemos muchas esperanzas puestas en ello. Para nosotros es una obra importantísima...
«Exigencias importantes»

-Sí, de la que no se han dado muchos detalles.

-No queremos desvelar demasiado. Sólo diré que es muy funcional y que desde el punto de vista medioambiental resulta muy interesante. Y tiene su punto de innovación.

-¿Cómo imagina Bilbao dentro de cien años?

-En Bilbao, como en otros lugares, acabará imponiéndose una arquitectura de la sensatez, con una actitud crítica. Hace falta una mayor cultura arquitectónica para hacer ciudades dignas. No se trata de tener obras espectaculares por todos los lados, sino arquitecturas dignas por todas partes.

-¿Envejecerán bien sus obras en ese Bilbao del futuro?

-Sí, porque somos muy reflexivos, no estamos sujetos a modas ni a alardes.

-En la capital vizcaína han trabajado para las principales instituciones. ¿Cómo son como clientes?

-Hay de todo. Algunas son tremendamente comprensivas y emprendedoras. Pero otras no entienden.

-Y el Ayuntamiento de Bilbao, ¿cómo se ha portado?

-Nos han puesto unas exigencias importantes, pero con objetivos razonables y loables, como los medioambientales. Han sido ambiciosos y a la vez respetuosos con nuestra propuesta.


Zorionak.

Fuentes: el correo digital + la vanguardia