Casa en Almagro. Miguel Fisac.

Posted: 25 febrero 2008 | Publicado por c. leticia huerta | Tags:

Miguel Fisac (1913-2006) nació en Daimiel, Ciudad Real y toda su vida se preocupó por estudiar y entender los porqués que generaban la arquitectura popular manchega para que no se perdiera en el olvido. Como dice en su libro "Arquitectura Popular Manchega" (Colegio de Arquitectos de Ciudad Real, 2005) La arquitectura popular es aquella que hacen el pueblo y el tiempo. Es una decantación de estructuras, cerramientos, espacios y soluciones constructivas asentadas a lo largo de generaciones formando un conjunto unitario que resuelve unas necesidades determinadas. En él analiza, entre otras, la quintería resaltando su carácter eminentemente práctico.

De hecho, él mismo adquirió una vieja vaquería en Almagro - Ciudad Real - y la reformó para poder pasar en ella temporadas con su familia. Desde el exterior ya se nota que esa casa tiene "algo especial”. Aparece el hormigón con una textura casi plástica remarcando el acceso y como parasol de una de las pocas ventanas que vuelcan a la calle. El resto de la fachada es típicamente manchega: encalada, con las ventanas pintadas de añil y con el típico zócalo de piedra caliza de la zona. Los huecos responden a necesidades funcionales y no formales o de composición.


Hay un gran zaguán de entrada, que organiza la casa en zona familiar y de invitados, y desde el que se divisa el patio, que es la pieza que vertebra el conjunto y a la que se abren la mayoría de las estancias. Hay otro patio de menor tamaño que en origen servía como abrevadero del ganado y que ahora cumple la función de alberca en verano.



Contrastando con la luz exterior, amplificada por el reflejo en los blanquísimos muros, en el interior hay zonas sen penumbra, como para refrescar la vista, con huecos abiertos para crear sorpresa, para guiar recorridos.



La familia del arquitecto todavía sigue pasando temporadas en esta casa, casi desconocida, que resultó ser una sorpresa para quienes pudimos verla.