Aluminosis: causa de derrumbe

Posted: 28 diciembre 2007 | Publicado por José Puerta |

Trás los primeros días de investigación se afirma que la causa del derrumbe del Sagrado Corazón de Madrid ha sido la Aluminosis.

Según el periódico el País el edificio será demolido de inmediato junto con otros edificios de la época entre los que se encuentran el Estadio Vicente Calderón y los primeros inmuebles de la Universidad Alfonso X "El Sabio". Os dejo el link para que veáis la noticia:

www.elpais.es/28in


Se denomina aluminosis a una patología del hormigón que se manifestó especialmente en las viguetas de los forjados de los edificios por la cual el hormigón utilizado pierde sus propiedades haciéndose menos resistente y más poroso, poniendo así en peligro la estabilidad del edificio.

Esta patología se debe al cemento aluminoso (CAC-R) empleado en la fabricación de algunas viguetas, ya que fraguaba más rápidamente que los cementos tradicionales, reduciendo el tiempo de almacenaje en fábrica. Este cemento lleva una alta concentración de alúmina, lo que le provoca cambios químicos ante determinados agentes, alterando sus propiedades. A altas temperaturas y humedades bajas la estructura de este cemento pasa de hexagonal a cúbica, esta última más densa. Esto hace que las partículas de cemento ocupen menos y por tanto la estructura global adquiera una mayor porosidad, con lo que pierde resistencia mecánica.

Los agentes que actúan son atmosféricos, de modo que el problema se circunscribió a los edificios de ciertas localidades en los que estaban presentes en el aire, como los de clima marítimo o de clima s continental con industrias emisoras de gases que los contienen. En cualquier otro sitio la vigueta funciona perfectamente.

En España se empleó especialmente este cemento entre 1950 y 1970 en pleno auge de la construcción. El caso más famoso de aluminosis en España es el del Estadio Vicente Calderón, construcción especialmente vulnerable por su situación próxima al río Manzanares (aumento de humedad) y a otros agentes químicos (tráfico de la M30). En lugar de ser derruido, como medida de seguridad fue restaurada su estructura. Por otra parte, algunos edificios en situados en la costa mediterránea en cuya construcción se usó cemento Molins, sobre todo en la ciudad de Barcelona tuvieron que ser derribados como medida preventiva.